En Tiempos de Aletheia

Mystic River (Río místico)

“Viste mi miedo pero no echaste a correr. Te amo más que a mi vida. Echarte de menos será mi cáncer. Y eso me matará.”

Myster River vio la luz en 2003, una de esas películas que no puede dejar indiferente a nadie. En Clint Eastwood siempre he visto a un maestro. De esta película Peters Travers escribió para Rolling Stone: “El mejor trabajo de Eastwood como director”, y estoy de acuerdo completamente con él. Y es casi un acto temerario por mi parte elegir tratándose de este genio del cine. Donde su ocular cinéfilo posee joyas como Los Puentes de Madison, Million Dollar Baby, Gran Torino, The Mule, entre tantas otras.

Mystic River nominada a seis estatuillas doradas, se llevó dos Óscars de la Academia, Mejor Actor Sean Penn, actuación soberbia, y Mejor Actor de Reparto, el mayúsculo Tim Robbins. Basada en la novela de Dennis Lehane ganadora del premio Dilys en 2002, siempre he pensado que esta obra del Séptimo Arte merece más, por ello escribo hoy sobre ella, para que, quien no ha tenido la oportunidad, la vea y la disfrute como yo, una y otra vez. Visitas el Río Místico para empaparte de esa sabiduría tan necesaria del buen cine. No es una película para palomitas, es una película para reflexionar sobre los posibles giros inesperados de la vida.

¿Has pensado en cómo una pequeña decisión puede cambiarte la vida? Dicen que la madre de Hitler quiso abortar, al final cambió de opinión. ¿Entiendes?

Tres amigos de la infancia Jimmy, Sean y Dave jugaban en las calles de un barrio marginal de Boston, y uno de esos días trunca el resto de la vida de Dave, sus amigos también vivirán preguntándose qué habría pasado de ser ellos quienes se subieran a ese vehículo y de esta parte lejos de espolier es un hasta aquí puedo leer. Estos viejos amigos de la infancia se reencuentran veinticinco años después; el trágico asesinato de la hija de Jimmy, une a los tres amigos, en una historia con un final que es perfecto para el cine, pero no tanto para la palabra “justicia”. Una investigación que avanza capitaneada por Sean policía, y la venganza a manos de quien busca culpable se apresura en demasía para quien es señalado.

¿Qué hacemos cuándo estamos en la diana, porque los malos entendidos nos rodean sin poder explicarnos, y el dardo nos apunta? La paciencia es un pilar fundamental para llegar a la verdad, entre tanto, llegan las verdades a medias y el dedo que apunta culpable a un inocente en el peor de los casos.

Observa el Río Místico que este te reflejará la verdad, siempre y cuando estemos preparados, porque no siempre es fácil darse de bruces contra la realidad…

Y es que a veces: Tuvo que hacerse tan fuerte mentalmente, que el cerebro se le partió en dos…